3 oct. 2014

Cadáver de Olmo con oración a Tezcatlipoca

Rama de Olmo cortado, con uno de sus extremos sangrando. Incluye una tarjeta atada en el centro, por  un lado Tezcatlipoca con su escudo, pintado con acuarela y por el otro la leyenda sanadora.

Durante años Tomás Fole, cortó cuantos árboles le apeteció, cualquier pretexto era bueno y siempre que se le cuestionaba su decisión, argumentaba de la misma forma: los árboles estaban enfermos. En ningún momento desde que gobierna hemos tenido noticias de algún programa de monitoreo de la salud de los árboles, no vimos ningún esfuerzo por tratamientos para que sanaran dichos ejemplares y mucho menos un plan serio de reforestación, o cuidado de nuestro patrimonio natural. 



El colmo ha sido la anunciada tala de los árboles del parque A Xunqueira, con el pretexto de que levantaban las baldosas, ante la reacción social, invitó a unos amiguetes a que le hicieran informes que justificaran su decisión. Hasta ahora nadie ha visto esos informes, nos los mal leyeron en el pleno, y nos confirmaron que todos están fechados horas y días después de talar los árboles.





Por todo esto y más le regalamos al alcalde Tomás Fole, un objeto de poder hecho con una rama (muerta) de los olmos que cortó, lo encomendamos al dios guerrero pacificador Tezcatlipoca, para que su odio hacia los árboles desaparezca.



Aquí está el alcalde recibiendo nuestro objeto de poder, con el simple hecho de tocar el cadáver del árbol, su corazón debería de sanar, le quedan ocho meses de gobierno, veremos si da resultado.

No hay comentarios.: